Hernan por el mundo


Deja un comentario

Comida argentina, china y de todos lados

Una de las razones por las que yo recomiendo viajar es por la independencia forzada. Cuando uno está lejos tiene que aprender a hacer todo por uno mismo, y acá entra en juego la comida. Es simple, si no se trabaja no se come.  Así yo aprendí a cocinar. Siempre me gustó y algo ya sabía, pero a la fuerza me perfeccioné. Por suerte no soy alguien que tenga problemas con la comida, en general.

En mis viajes compartí almuerzos y cenas con gente de los más diversos países. Corea, China, Japón, Sri  Lanka, Colombia, Chile, Tailandia, Laos, España, Micronesia, Madagascar, Alemania, Togo, Sudáfrica, Egipto, Pakistán, Seychelles, Arabia Saudita, Guinea Ecuatorial…con gente de estos países y otros más tuve el privilegio de compartir una charla, un trago y a veces una comida. Y como a mí me gusta aprender, de la mayoría de ellos algo me traje. Un secreto, un ingrediente, una forma de preparar cada cosa.

Ya una vez en Argentina, a veces es difícil conseguir los ingredientes justos, así que usando esto y aquello a veces lo que termino creando es una comida fusión.

Ya dicho esto, a partir de la próxima entrada, y como un ingrediente extra de este blog, voy a empezar a poner videos de cocina, y es que cocinar es una de las cosas que más me gusta hacer. Espero que les guste, y que, al igual que yo, se pongan a cocinar.


 

***

Podés seguir las historias en Twitter

También en Facebook

También en Instagram

Anuncios